25 mayo, 2016

Esteroides Anabólicos: Lo que debes saber (1)

Esteroides Anabolicos

Los esteroides anabólicos son derivados sintéticos (artificiales) de la principal hormona masculina testosterona. La testosterona es responsable tanto de promover y mantener el crecimiento muscular como para el desarrollo de las características sexuales masculinas secundarias como la voz grave y vello facial. En segurosDEPORTE nos hemos propuesto analizar los hechos, usos y riesgos de este derivado sintético para obtener la información médica que estabas buscando.

Analizando TODO sobre los esteroides anabólicos

También llamados esteroides anabólicos androgénicos (AAS), estos fármacos tienen un uso legítimo en medicina para ciertas situaciones médicas. Sin embargo, debido a su capacidad única para aumentar la masa muscular, el AAS se utiliza de manera ilegal en la práctica de deportes profesionales, competitivos, no competitivos y en formación.

Según los informes, el uso crónicos no medicinal de estas sustancias se asocian con efectos adversos, incluyendo problemas del corazón.


Practica tu deporte favorito de forma segura

SegurosDEPORTE


Datos básicos sobre los esteroides anabólicos

He aquí algunos puntos clave acerca de los esteroides anabólicos. Más detalles e información de apoyo es en el artículo principal:

  • La idea de desarrollar esteroides anabólicos con (capacidad para acumular biomoléculas) surgió poco después de la aparición de la hormona androsterona, en la década de 1930.
  • Los primeros informes sobre el uso de AAS se produjeron tras los campeonatos de culturismo de 1954.
  • El Comité Olímpico Internacional prohibió los medicamentos con AAS en 1975. 
  • Los atletas, incluyendo los adolescentes en formación, usan esteroides anabólicos junto con dieta y ejercicio con la esperanza de mejorar su rendimiento o apariencia atlética.
  • Las dosis consideradas abusivas se encuentran en dosis de 10 a 100 veces mayor de lo que es la dosis normal de prescripción.
  • En la actualidad, el uso de AAS se conoce como “dopaje”, y está prohibido por la mayoría de los organismos deportivos más importantes.
  • Aunque los esteroides anabólicos son controlados y prescritos en muchos países, en la mayoría, sin embargo, estas sustancias son legales y se pueden vender sin receta con fines no medicinales.
  • Al hacer un esteroide sintético, no es posible tener sólo el efecto anabólico (construcción muscular) sin las características androgénicas (órganos sexuales secundarios).
  • Casi todas las células en el cuerpo humano tiene receptores para esteroides por lo que cada sistema de órganos es susceptible a sus efectos.
  • Uno de los efectos adversos más peligrosos asociados con el uso de AAS es el aumento del riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Esteroides anabólicos al microscopio

Los esteroides anabólicos androgénicos son versiones sintéticas de la hormona masculina primaria, la testosterona .Producen sus efectos en muchas partes del cuerpo, incluyendo músculos, huesos, folículos pilosos, hígado, riñones, sangre, sistema inmunológico, sistema reproductor y el sistema nervioso central. 

Durante la pubertad , el aumento de los niveles de testosterona son los responsables del desarrollo de las características masculinas como la barba y el pelo del cuerpo durante el crecimiento afectando también al crecimiento lineal (altura), endurecimiento de la voz, el deseo sexual y la acumulación de masa muscular. La testosterona también promueve el establecimiento de mineral óseo y puede contribuir a la competitividad, la autoestima y agresividad.

Los esteroides anabólicos pueden tomarse por vía oral, a través de inyecciones o administración transdérmica (cremas o geles aplicados directamente sobre la piel). Una vez ingeridos, los esteroides viajan a través del torrente sanguíneo al tejido muscular donde se unen a un receptor de andrógenos. El fármaco puede interactuar posteriormente con el ADN de la célula y estimular el proceso de síntesis de la proteína que promueve el crecimiento celular.

Para fines no médicos, los esteroides anabólicos se toman típicamente en ciclos de aproximadamente de 6-12 semanas seguido de 4 semanas a varios meses de descanso. Este patrón cíclico es un intento de reducir la probabilidad de efectos indeseables. A pesar del riesgo, sin embargo, algunos culturistas toman AAS casi continuamente.

El uso continuo de AAS puede conducir a la tolerancia e incluso puede hacer que el cuerpo deje de producir su propia testosterona. Además, los consumidores habituales, a menudo, combinan varios tipos diferentes de esteroides o incorporan otros suplementos en un intento de maximizar la eficacia de los esteroides.

Hasta aquí nuestra primera parte de un tema que merece extenderse un poco más y que arroje más luz sobre los pros y contras de esta sustancia muy utilizada en el mundo del deporte. Si quieres saber cuando aparecerá el segundo capítulo, te avisamos: SUSCRIPCIÓN.

One Comment on “Esteroides Anabólicos: Lo que debes saber (1)

[…] Esteroides Anabólicos: Lo que debes saber (1) […]

Comments are closed.