30 junio, 2015

Barranquismo: Un deporte para la aventura

barranquismo

Uno de los deportes de riesgo más practicado por los deportistas aventureros es el barrranquismo, también conocido como descenso de barrancos. En el artículo de hoy repasaremos algunas de sus características, orígenes, y aspectos a considerar en el momento de practicarlo.

¿En qué consiste el barranquismo?

Se trata de un deporte de aventura practicado en cañones o barrancos, por lo general situados cerca de un río, y en los que abunda la presencia de rocas. Puede realizarse siguiendo diferentes técnicas, en función de la intensidad del ejercicio que quieras hacer, o de la dificultad geográfica de la zona en cuestión.

En este sentido podrás practicar, solo o en grupo: caminatas a lo largo del curso del río, descenso por zonas menos escarpadas (destrepar) en las cuáles no será necesario el uso de cuerdas, escalada, progresiones horizontales, empleando una cuerda (pasamanos), progresión por pared vertical (rapel), descenso libre sin cuerda por una rampa de piedra pulida (tobogán) o tirolina, además de diferente clases de saltos.

El barranquismo o descenso de barrancos es un deporte de aventura que apenas genera impacto sobre el medio ambiente y que fomenta las relaciones entre sus participantes. No es adecuado para realizar en compañía de niños salvo en aquellos descensos de baja dificultad y con empresas o monitores muy preparados.

¿Cuándo comienza a practicarse el descenso de barrancos?

En nuestro país se hace popular a mediados del siglo pasado a causa de las múltiples zonas montañosas con valles de ríos que encontramos a lo largo de toda la geografía de España. Sin embargo, en los últimos tiempos ha ganado una gran popularidad entre los deportistas jóvenes, ya que ofrece la posibilidad de mantenerse en buena forma física, divirtiéndose en contacto con el medio natural, y descargando, a la vez, adrenalina.

Entre las rutas preferidas por los que practican el barranquismo, destacan: los Pirineos, la Sierra de Guara, los Picos de Europa, el Valle del Jerte, Sierra Nevada o el cañón de las Buitreras.

¿Qué consideraciones fundamentales se deben considerar en el momento de practicarlo?

Como todo deporte de multiaventura se ha de realizar con cautela, tras un entrenamiento, y siendo conscientes de nuestras limitaciones como deportistas para la actividad.

Además, para hacer barranquismo es imprescindible contar con un equipamiento adecuado. Llevaremos siempre con nosotros un equipo de protección compuesto por: un casco, un traje de neopreno, rodilleras y coderas, una botas de calzado adecuado, con suela antideslizante, bloqueadores metálicos, guantes especializados, un silbato, y una mochila con cantimplora o botella de agua. En función de la época del año en la cual lo practiques, necesitarás gafas de sol, o ropa de abrigo o impermeable. Y siempre, siempre provisto de un Seguro que cubra los imprevistos médicos, equipajes y rescates cuando practiques esta actividad deportiva. Recuerda : se puede contratar por días.

Por último, para poder elegir correctamente la ruta por la que quieres practicar el descenso de barranco es importante que conozcas la nomenclatura que se emplea para la designación de la dificultad de las diferentes zonas del barranco, siendo 1 clasificado como muy fácil y 7 extremadamente difícil o muy expuesto y se combina con un sistema de cotación que precede al de dificultad y utiliza la letra “v” para la dificultad en caracter vertical, la  “a” para la dificultad en el carácter acuático y los números romanos para el compromiso y envergadura.

*Este tipo de clasificación corresponde a la Federación francesa de la montaña y de la escalada (FFME) entre otras Federaciones.

¡Desde Seguros DEPORTE te recomendamos que no te lo pienses dos veces, y te lances a la aventura practicando uno de los deportes de riesgo del momento!